Qué y cómo se aprende

    • Velaremos para que nuestros pequeños niños sean capaces de:

      • Identificarse como persona (avanzar en la creación de la propia identidad)
      • Establecer relaciones afectivas (integrarse en el entorno, adaptarse y amarlo)
      • Progresar en la propia autonomía (resolver situaciones, tomar iniciativas, adquirir hábitos cotidianos)
      • Observar, explorer y descubrir (aprender desde la curiosidad)
      • Confiar en sí mismo (creer en la competencia personal y una autoestima positiva)
    • Viviremos juntos grandes cambios, grandes aprendizajes: activos, jugando y felices
      • Espacios de juego y convivencia.
      • Repecto al ritmo educativo de cada niño.
      • Participación activa y protagonista del niño partiendo de sus intereses
      • Observación, experimentación, resultados, conclusiones
      • Grupos flexibles y talleres de actividades compartidas intergrupales.
      • Momentos de relajación. Dinámicas de inicio y final de jornada.
    • Contacto, comunicación y trato personalizado y continuado. Respeto, acogida y confianza mutua

      Familias y educadores debemos conocer y compartir la vida cotidiana del niño en casa y en la guardería.

      Herramientas que nos ayudarán:

      • Encuentro inicial de contacto.
      • Agenda escolar.
      • Reuniones de padres.
      • Entrevistas personales.
      • Jornadas de Puertas Abiertas.
      • Fiestas compartidas.